El antirretroviral del VIH debería empezar más temprano de lo habitual en muchos pacientes, señalan investigadores que analizaron los datos de más de 45,000 pacientes de VIH de Europa y Norteamérica. Los nuevos hallazgos salen a la luz justo después de un estudio similar, que apareció la semana pasada en la revista New England Journal of Medicine. En ese estudio, los investigadores de la Universidad de Washington, en Seattle, hallaron que iniciar la terapia más temprano, antes de que el sistema inmunitario del organismo se debilite demasiado, en lugar de posteriormente en el proceso de la infección, mejoró la supervivencia hasta en un 94 por ciento.

Hay un debate continuo en torno a cuándo es el mejor momento para iniciar la terapia del VIH. Si el tratamiento comienza demasiado tarde, podría no ser tan efectivo. No obstante, iniciar el tratamiento antirretroviral de manera precoz podría incrementar los efectos tóxicos de los medicamentos.
Los nuevos hallazgos, publicados en línea el miércoles en The Lancet, sugieren que el umbral de recuento mínimo de las células CD4 para iniciar la terapia antirretroviral combinada debería ser de 350 células por microlitro de sangre, que es el límite superior de los niveles para empezar este régimen de medicamento según las recomendaciones actuales en muchos países.
Los niveles de las células T CD4 en la sangre están considerados como un indicador de avance del VIH, ya que un recuento celular bajo indica que el virus ha progresado.

Jonathan Sterne, de la Universidad de Bristol en Reino Unido, y colegas encontraron que aplazar la terapia hasta que el recuento de células CD4 fuera de 251 a 350 células por microlitro estaba asociado con una tasa 28 por ciento más alta de SIDA y mortalidad, en comparación con iniciar la terapia cuando el recuento de células CD4 estuviera en un nivel superior de 341 a 450 células por microlitro.
Según los hallazgos, los investigadores concluyeron que 350 células por microlitro debería ser el umbral mínimo para iniciar la terapia antirretroviral.
“Nuestros hallazgos deberían servir de guía para médicos y pacientes al momento de decidir cuándo iniciar el  tratamiento antirretroviral”, escribieron los investigadores.
Destacaron que el “el panel de EE. UU. de la Sociedad Internacional del SIDA recomendó en agosto de 2008 iniciar la terapia antirretroviral en individuos con recuentos de células CD4 inferiores a 350 células por microlitro, y que esta decisión se debía personalizar cuando el recuento de células CD4 fuera mayor de 350 células por microlitro. Las directrices estadounidenses y europeas recientes plantean recomendaciones similares”.
“Desafortunadamente, muchos pacientes no reciben un diagnóstico de VIH hasta que sus recuentos de CD4 son inferiores a 350 células por microlitro, y algunas veces mucho más bajos de 200 células por microlitro”, dijo el equipo del Reino Unido. “Es importante que las personas que estén en riesgo de contraer VIH se hagan la prueba de manera regular para determinar si están infectados y, en caso de que así sea, puedan recibir la atención y el  tratamiento que necesitan”.

Fuente HaelthDAy; News for Healthier Living

Palabras clave: , ,