En este 2011, la celebración del Día del comenzó de manera diferente para muchos . No sólo regalaron flores, chocolates, globos o perfumes a sus parejas, sino también una prueba de amor: un examen médico de VIH-SIDA. “Amor es cuidar a tu pareja”, si tu vida no importa la de ella/el sí!!!!*

Decenas de personas de entre 18 y 29 años se congregaron en la Plaza de las Libertades, en la glorieta del Metro Insurgentes, , para ser de los primeros en realizarse gratis esa prueba y ahorrarse los 300 pesos que cuesta en laboratorios.

Veinte minutos después recibieron la noticia: no reactivo, y un paquete de condones y lubricante para seguir la fiesta, pero con precaución, y evitar que sus sueños personales, profesionales o laborales se frustren por un descuido, una noche de copas o una aventura.

En la segunda feria Cogiendo salud sexual, organizada por el PRD-DF, Alejandro Jaime García, integrante de Aids Healthcare Foundation (AHF), informó que realizarán 250 pruebas, 20 por ciento más respecto del año pasado, ante la demanda que se dio. Esperamos no tener ningún caso; el año pasado fueron ocho, de chicos de entre 18 y 25 años, quienes fueron canalizados a la clínica Condesa para su atención.

Los mayores riesgos se presentan por no usar condón. Los mitos a su alrededor son múltiples, al igual que las excusas, por miedo, resistencia o ignorancia: no me gusta porque no se siente igual, se rompe con facilidad o “no hay de mi talla… estoy potente”, cuando es una protección, señaló.

La prueba es importantísima cuando se lleva una vida sexual activa y te permite saber si tu pareja te es fiel, sin importar si eres heterosexual, bisexual u homosexual. Y, es rápida, segura y estéril. Así que cada tres meses me la practico, y hasta te dan tu premio, unos condones, que en nuestro caso no nos sirven, comentaron Ana Virginia Cruz y Cyntia Juárez.

El temor a infectarse llevó a Adán Mendieta, de 19 años, a realizarse por tercera ocasión la  Tengo una actividad sexual muy activa y varias parejas, pero todo salió bien.

Mientras, otros jóvenes acudieron a las llamadas sex shops a comprar juegos sexuales o disfraces para una noche apasionada y adelantar la celebración, lo cual les significó gastar entre 300 y 800 pesos, más el costo de la habitación de algún hotel, que se alquiló por cuatro horas en promedio, ante la alta demanda del servicio.

Otras parejas acudieron a algún restaurante a celebrar, donde se ofrecieron descuentos, copas gratis o un regalo; a tiendas departamentales y de autoservicio a comprar un perfume o reloj, o adquirir una tarjeta, ante la falta de dinero. En tanto, los 71 escribanos acreditados por la Secretaría del Trabajo no tuvieran el trabajo de otros años y sus mesas provistas de plumas, tintas, navajas y distintos tipos de papel permanecieran casi intactas en Santo Domingo.

La Cámara de Comercio en Pequeño de la Ciudad de México (Canacope) estima una derrama de 60 millones de pesos por esta celebración.

 

Fuente: La Jornada

* Nota del editor SIDA-AIDS.org

 

Palabras clave: , , ,