En padecen la enfermedad entre 130.000 y 150.000 personas, un 30% de las cuales desconoce su estado serológico.

La detección tardía del es una de las causas de gran parte de las nuevas transmisiones: ésta es la principal conclusión a la que llegaron los participantes en la tercera reunión ‘ en España’, organizada por la Plataforma España, que en esta edición tuvo como tema central la necesidad de trabajo conjunto en el ámbito europeo para revertir las cifras de la . Tal y como señalaron los expertos participantes en esta reunión, en España padecen actualmente la enfermedad entre 130.000 y 150.000 personas, un 30% de las cuales desconoce su estado serológico, algo muy preocupante, teniendo en cuenta que por cda persona diagnosticada precozmente se evita la transmisión a otras tres.

“No nos cansamos de repetir desde hace años que cualquier persona, sea de la condición sexual que sea, puede contagiarse de este virus, y que se trata de una enfermedad de transmisión sexual que se contagia también por vía heterosexual. De ahí que la prevención de la transmisión por el método que se decida más adecuado constituye una prioridad de salud pública en nuestro país”, señaló el doctor José María Gatell, jefe de Servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Clínico de Barcelona y coordinador de la Plataforma VIH España.

Respecto al retraso diagnóstico, el doctor Gatell destacó la necesidad de que se pongan en marcha estrategias para facilitar la detección precoz de la infección por VIH en España. “Esta estrategia debería ser similar a la que se está llevando a cabo en otros países europeos como Reino Unido, donde se aconseja realizar la prueba del VIH cuando exista alguna enfermedad indicadora, o Francia, en dónde se realiza el test de forma universal. Este tipo de estrategias a la larga ahorran mucho dinero, ya que si bien para el tratamiento de las personas infectadas sí que hace falta inversión y financiación, los test de diagnóstico resultan muy baratos”.

En la misma línea, el doctor Santiago Moreno, jefe del Servicio de Enfermedades Infeciosas del Hospital Ramón y Cajal de Madrid y co-coordinador de la Plataforma VIH España, afirmó que “los pacientes diagnosticados precozmente pueden no necesitar tratamiento antirretroviral, lo que supone un ahorro para el sistema sanitario. Por el contrario, las personas con diagnóstico tardío necesitan tratamiento y, con frecuencia, muestran complicaciones”. El doctor Moreno hizo referencia a un estudio llevado a cabo en este sentido en el Hospital Ramón y Cajal. “Los datos demostraron que aún en el caso de que tuviéramos que tratar a una persona con diagnóstico precoz, el ahorro económico medio en medicamentos e ingresos hospitalarios es de 1.000 euros al mes, y puede superar los 5.000 euros mensuales si el paciente se diagnostica inicialmente de VIH”.

Potenciar los programas de prevención

Teniendo en cuenta todos estos datos, los expertos abogan por potenciar los programas de prevención y diagnóstico precoz del VIH, ya que se trata de una medida coste eficaz en un momento de crisis como el actual. Para ello, sería necesario cambiar algunos de los criterios que se aplican actualmente para solicitar las pruebas de diagnóstico.

Respecto a los avances en el tratamiento de la enfermedad, los especialistas destacaron el inicio del tratamiento antirretroviral en las fases más precoces de la infección (cuando el paciente se encuentra mejor) y la incorporación a esquemas terapéuticos que proporcionan un tratamiento completo en un solo comprimido al día.

Fuente: JANO.es

Palabras clave: , ,