El ha incrementado, en los últimos 15 años, su capacidad de adaptación a los humanos, según ha demostrado el investigador Youssef Gali, del Instituto de Medicina Tropical de la Universidad de Antwerp (Bélgica), quien ha desarrollado un modelo que simula la vagina y el cérvix y lo ha usado para valorar la seguridad de los geles vaginales que supuestamente protegen frente al .

Los científicos conocen el VIH hace ahora 30 años. Sin embargo, estaba circulando entre los humanos desde hacía varias décadas y todavía conocemos parcialmente cómo actúa en el organismo de las personas y qué hacen con el virus las células humanas.

La mayoría de las infecciones aparecen en la vagina, pero se sabe poco sobre el proceso que se registra en el tejido y las células de la vagina y todavía se sabe menos sobre lo que ocurre cuando el virus del SIDA se mueve a través de estos tejidos, para desarrollar fármacos que bloqueen la trasmisión de este virus.

Desde hace un tiempo, se realizan test para probar geles vaginales que puedan bloquear, o al menos dificultar, la trasmisión. Los resultados están mejorando lentamente, pero todavía están lejos de ser buenos. No obstante, los investigadores de este instituto que trabajan en estos geles hace ya varios años creen que se podría lograr en unos cuantos años más y supresor de la infección.

Para descartar productos sin éxito antes de probarlos en humanos, Gali utilizó dos tipos de modelos. En uno de ellos utilizó tejido vivo de vagina y cervix, donado por mujeres a quienes se les había extraído el útero. En otro empleó una capa de células vaginales humanas cultivadas cubriendo una capa de células sanguíneas. Así descubrió cómo actúa exactamente el virus en la vagina.

Estos modelos también mostraron qué ingredientes de los geles vaginales son dañinos para los tejidos y qué sustancias activas tienen las mejores opciones para prevenir, en circunstancias reales, la entrada del VIH a la vagina.

Gali también comparó virus aislados de la mitad de los 80 con muestras de los últimos años de la década de los 90, ambos procedentes de una cohorte de voluntarios de Ámsterdam. Así logró probar que, en 15 años, el virus era, por ejemplo, más adecuado para infectar células humanas y sobrevivir en ellas.

Fuente: Yahoo Noticias

Palabras clave: , , , , ,