La Organización Mundial de la Salud () respondía así a un llamamiento de un grupo de científicos jóvenes que temen que la promoción de la en los países en desarrollo puedan poner en peligro la vida de muchas personas. En una carta enviada a la por médicos del Reino Unido y varios países africanos pidieron a ese organismo de las Naciones Unidas que condene el fomento de la homeopatía para el tratamiento de las citadas enfermedades, así como de la gripe y la diarrea.

La OMS ha puesto de manifiesto su oposición a utilizar tratamientos homeopáticos para tratar varias enfermedades con un alto índice de mortalidad: el , la tuberculosis, la malaria, la gripe común y la diarrea infantil. Y lo ha hecho en respuesta a una carta abierta que en junio un grupo de médicos e investigadores de Reino Unido y África le dirigió para conocer su parecer sobre la eficacia de la homeopatía para prevenir y tratar estas dolencias. En la carta además les instan a que eviten la utilización de la homeopatía para las enfermedades señaladas

En el documento, redactado por médicos e investigadores- integrantes de The Voice of Young Science, una plataforma que promueve el debate científico -,  dejaba claro que el uso de la homeopatía para dolencias graves está poniendo en riesgo muchas vidas. .

La respuesta por parte de los expertos de la OMS ha sido unánime: la homeopatía no es efectiva ni para la prevención, ni para la cura del sida, la tuberculosis, la gripe común, la malaria y la diarrea infantil. Joe Martines, director del Departamento de salud infantil de la OMS, apunta que no han encontrado “ninguna prueba de que la homeopatía pueda tener algún beneficio para tratar la diarrea en niños. La homeopatía no se centra en combatir la deshidratación, y esto entra en total contradicción con las bases científicas y con nuestras recomendaciones para tratar la enfermedad”. Los expertos en las otras enfermedades, coinciden en devaluar la homeopatía.

En España el 24% de la población hace uso de las terapias naturales, entre ellas la homeopatía. De momento no existe regulación sobre una disciplina que ejercen 60.000 profesionales, aunque el Ministerio de Sanidad ha hecho pública recientemente su intención de establecer un código antes de que termine la legislatura, con el objetivo de que se cumplan las condiciones de seguridad.

Según el doctor Robert Hagan, investigador de ciencia biomolecular de la Universidad de St. Andrews (Escocia) y miembro de la citada red científica, “los gobiernos de todo el mundo han de reconocer los peligros de promover la homeopatía para el tratamiento de enfermedades mortales”.

Según Nick Beeching, especialista en enfermedades infecciosas de la Royal Liverpool University, “las infecciones como la malaria, el sida y la tuberculosis tienen un alto índice de mortandad, pero pueden ser controladas o curadas con una serie de tratamientos cuya eficacia está ampliamente demostrada”.

“No hay, sin embargo, pruebas objetivas de que la homeopatía tenga impacto positivo alguno en esas infecciones y es irresponsable por parte de un trabajador de la salud el hecho de promocionar la homeopatía en lugar de tratamientos de demostrada eficacia en enfermedades que ponen en peligro la vida de un enfermo”, critica el experto británico.

Fuente: El país

Palabras clave: , , ,