Es la primera ocasión, en diez años, en que se ha registrado una pequeña disminución en el número de diagnósticos de infecciones de () en . Los programas para realizar exámenes diagnósticos parecen tener un impacto sobre la de los jóvenes, entre los cuales se observó una reducción notable en las tasas de infección.

Sin embargo, estas tasas siguen aumentando de forma alarmante entre la población de hombres gays y otros hombres que practican sexo con hombres (). Las tasas de se incrementaron un tercio en este grupo, que representa el 40% de los hombres con esta infección.

Las cifras generales muestran que se produjeron 418.598 diagnósticos de infecciones de transmisión sexual en Inglaterra en 2010. Esto significa un 1% menos que en 2009.

La Agencia para la Protección de la Salud (HPA, organismo que reunió los datos) está segura de que esta reducción no se debe a que haya un menor número de personas que se sometan a la prueba de ITS. En 2010, se realizó una cantidad ligeramente superior de tests que en el año anterior, e incluso la prueba para detectar clamidia entre la población de 15 a 24 años aumentó en un 10% hasta llegar a los 2,2 millones de tests en un año.

Parece que el descenso se ha producido a causa de unas reducciones más notables entre los jóvenes (un grupo que, por lo general, presenta unas tasas de ITS muy elevadas). Entre las personas de entre 15 y 19 años, los diagnósticos de clamidia disminuyeron en un 12%, los de gonorrea en un 8%, y los de verrugas genitales, en un 9%, aunque la tasa de herpes genital aumentó en un 5%.

Es probable que los esfuerzos efectuados en los últimos años para aumentar los exámenes de salud sexual entre la población (sobre todo para detectar clamidia) estén ahora dando sus frutos. No obstante, irónicamente, el Gobierno británico está valorando la posibilidad de abandonar el objetivo nacional de reducción de tasas de clamidia, así como el programa nacional de detección de esta infección entre las personas jóvenes.

La doctora Gwenda Hughes, de la Agencia para la Protección de la Salud, comentó: “Pese a que el descenso es modesto, se trata de la primera vez en que hemos apreciado una disminución en las tasas de ITS en más de 10 años, por lo que constituye un hito importante (…) Deberían mantenerse los esfuerzos preventivos, como una mayor cobertura de los exámenes de ITS, un acceso más fácil a los servicios de salud sexual y seguir centrándose en los grupos en situación de mayor riesgo”.

Con todo, las tasas de ITS entre los hombres homosexuales siguen aumentando. Los diagnósticos de gonorrea se elevaron en un 33%, los de clamidia en un 22% y los de herpes genital en un 19% en un solo año. Entre la población masculina, el 40% de los casos detectados de gonorrea y el 64% de los de sífilis se dieron en hombres gays.

Nick Partridge, de Terrence Higgins Trust, afirmó: “Estas cifras reflejan lo que sabemos a nivel global: que las tasas de infecciones de transmisión sexual siguen incrementándose entre los hombres gays, y es algo que tenemos que combatir con urgencia. Estamos viendo demasiados casos de gonorrea, clamidia, herpes genital y linfogranuloma venéreo en varones homosexuales de todas las edades”.

Fuente: gTt

Palabras clave: , , , , , ,