Creencias de protección y situaciones de riesgo

Se examinó el comportamiento, las  y el estado serológico de hombres y mujeres VIH/VHS-2 antes de que se crease el servicio médico de voluntaria masculina en Kisumu-(). Participaron un total de 749 hombres y 906 mujeres. La circuncisión no se asoció con la /VHS-2 ni en aumento de comportamientos sexuales de alto riesgo.

En los varones, la preferencia por ser circuncidados se asoció con el uso del condón y el aumento de parejas sexuales. La elección por ser circuncidados se incrementó debido a que se entiende que los hombres circuncidados tienen menos probabilidades de infectarse por VIH que los hombres no circuncidados.

Este estudio no detectó la asociación esperada entre la circuncisión masculina y la seropositividad al VIH, es posible que sea debido a las limitaciones del tamaño del mismo y la prevalencia.

No fue posible identificar asociación de cualquier tipo entre el herpes genital, el haber sido circuncidado y/o la mejoría entre parejas circuncidadas – no se encontró asociación en un 38% de los hombres y casi en el 65% de las mujeres VHS-2positivos.

Los hombres creen que las relaciones sexuales suponen un riesgo si antes no han sido circuncidados, sobre todo si mantienen relaciones promiscuas existe más probabilidad de que quieran ser circuncidados.Pero los datos de este estudio se contradicen con esa creencia de riesgo.

Fuente CleanHands / PLoS ONE


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.