Un inodoro, incoloro y prácticamente insípido se ha convertido en la nueva gran esperanza en la lucha contra el , con un poder de tal que los expertos consideran que “puede alterar el curso de la epidemia de VIH”.

La presentación de un estudio que cifra en un 39 por ciento la capacidad de este medicamento para reducir las infecciones ha sido la estrella de la Conferencia Internacional SIDA 2010 que se celebró en .

La eficacia inicial de esta nueva arma en la lucha contra el SIDA ha sido demostrada en un primer estudio conducido por investigadores de Caprisa, un centro de investigación de la universidad sudafricana de Kwazulu-Natal y de la estadounidense de Columbia.

Este microbicida ha sido desarrollado a partir de Tenofovir, un conocido antirretroviral ya usado por vía oral y que en su nueva forma está diseñado para ser aplicado en la vagina 12 horas antes y 12 horas después del coito.

La presentación de los resultados del estudio fue recibida con una ovación por cientos de delegados y asistentes a esta cumbre sobre el SIDA, que reúne en la capital austríaca a 25.000 expertos, activistas y delegados para debatir nuevas estrategias contra el VIH.

“Esta nueva tecnología tiene el potencial de alterar el curso de la epidemia del VIH, especialmente en Sudáfrica, donde las mujeres llevan la mayor carga de esta devastadora epidemia”, subrayó Quarraisha Abdool Karim, una de las responsables del estudio.

La experta sudafricana insistió en destacar la importancia que tiene para la mujer esta nueva medida de prevención.

“A las mujeres para las que la abstinencia no es una opción, que son fieles, pero sus parejas pueden no serlo, y que no pueden convencer a sus parejas de usar preservativo, no tenemos nada mejor que ofrecer”, sentenció.

“Es dar algo frente a nada”, aseguró la científica.

“Investigaciones adicionales son necesarias de forma urgente para confirmar e incluso extender los resultados de esta investigación”, subrayó Salim Abdool Karim, codirector del estudio.

Por ejemplo, se refirió a la necesidad de estudiar el grado de eficacia del gel si es usado sólo tras las relaciones sexuales, una cuestión importante teniendo en cuenta los riesgos de infección tras una violación.

El experimento demostró también que los resultados mejoraban cuanto más se usa este gel.

Así, aquellas mujeres que utilizaron este microbicida en un 80 por ciento de sus relaciones sexuales, lograron una protección del 54 por ciento, mientras que quienes lo usaron en menos de la mitad de las ocasiones obtuvieron una protección del 28 por ciento.

El estudio con el nuevo gel, el primer microbicida que resulta eficaz en la prevención de la transmisión de VIH, se prolongó durante 30 meses con 899 mujeres; a la mitad se les facilitó el gel y al resto un placebo, un producto sin efectos medicinales.

Al final del estudio se registraron 60 infecciones de VIH en el primer grupo (placebo), mientras que en el segundo sólo fueron 38 casos, lo que representa un índice de protección del 39 por ciento.

El anuncio de la eficacia de este gel copó la agenda de la tercera jornada de la conferencia SIDA 2010, una reunión falta hasta ahora de contenido científico y cuyo programa principal se centra en la defensa de los derechos humanos y la necesidad de desarrollar estrategias nuevas contra la enfermedad.

Fuente: YahooNoticias

Palabras clave: , , ,