Hace años que las cifras del permanecen más o menos constantes en Europa y . Los nuevos contagios se han estabilizado y la mayor parte de las infecciones se adquiere por vía sexual, especialmente heterosexual. Sin embargo, un tercio de los no es consciente de que es portador del virus y el 50% de los diagnósticos se realiza tarde. Por eso, para denunciar la necesidad de detectar antes el VIH, la Plataforma VIH en ha celebrado una reunión de expertos en Madrid en la que se han discutido distintas respuestas a este problema.

Por cada caso de VIH diagnosticado se evita el contagio de tres personas. Con este dato sobre la mesa, queda la clara la importancia de detectar el virus del SIDA. Si a esto sumamos que un aumenta las probabilidades de que se produzcan esas transmisiones y que cuanto más tarde se empiece el tratamiento más caro y problemático es, y peores resultados tiene, parece evidente que este diagnóstico debe ser precoz.

Sin embargo, “en Europa hay entre 700.000 y 900.000 infectados que desconocen su estado serológico”, ha subrayado Jens Lundgren, de la Universidad de Copenhague (Dinamarca). En España, “entre el 25% y el 30% de los seropositivos no sabe que lo es”, según ha señalado Olivia Castillo, jefa de Área de Prevención y Coordinación del Plan Nacional del SIDA.

En España, el 45,4% de las infecciones se diagnostica tarde. Esto quiere decir, en términos médicos, cuando el paciente tiene un recuento de linfocitos inferior a 350 por milímetro cúbico y superior a 200. Francia, Reino Unido y la Unión Europea en general tienen el mismo problema.

Dentro de estos diagnósticos tardíos, el grupo más importante es el de los hombres heterosexuales, mientras que los que mantienen relaciones homosexuales representan el colectivo más concienciado con el problema, y son los que reciben un diagnóstico más temprano.

Estas cifras ratifican lo que los expertos saben desde hace décadas: “El VIH/SIDA es una enfermedad de ”. Por tanto, “no es cuestión de sino de prácticas de riesgo”.

Por eso, desde hace años, las autoridades sanitarias de mayor prestigio en el mundo (la Organización Mundial de la Salud, la Agencia del Medicamento de EEUU, el NICE inglés) recomiendan la generalización de la prueba del VIH más allá de los tradicionales grupos de riesgo. “No se trata de sustituir grupos sino de ampliarlos”, para aumentar el número de personas que se someten a este test -que siempre debe ser, recuerdan, voluntario, confidencial y consentido- se han puesto en marcha diferentes estrategias con distintos resultados.

En Francia, por ejemplo, la disponibilidad de la prueba en los servicios de Atención Primaria no ha tenido éxito. Según Yazdan Yazdanpanah, del Hospital Bichat Claude Bernand de París, “porque los médicos no creen en esta estrategia”.

En el Reino Unido, donde la principal causa de muerte por VIH/SIDA “es el diagnóstico tardío”, la medida sí ha tenido sus efectos aunque, como ha matizado Martin Fisher, del Royal Sussex County Hospital en Brighton, los médicos de AP que han participado en los proyectos piloto recibían un pequeño incentivo por ofrecer y realizar la prueba. Pero la experiencia británica en otras áreas, como las clínicas de interrupción voluntaria del embarazo o de enfermedades de transmisión sexual, es un éxito.

En medio de esta incertidumbre, los expertos se dan cuenta de que “lo que estamos haciendo ahora no es suficiente”, en palabras de Moreno. “La gente se sigue infectando y hacemos diagnóstico tardío”. Y advierten de que “en ausencia de un marco regulatorio para decidir cómo hacerlo [lo que finalmente se decida], no se va a poder hacer”.

Fuente: El Mundo.es

Palabras clave: , , , , , ,