El programa “Mujer segura”, que consiste en una clase de unos 35 minutos, podría reducir sustancialmente la incidencia de las enfermedades venéreas entre las prostitutas de la frontera de y Estados Unidos.

El estudio, encabezado por Thomas Patterson, profesor de psiquiatría en la Escuela de Medicina de la Universidad de California en San Diego, indicó que el programa es eficaz y puede aplicarse con un costo bajo.

“Mujer segura” es un programa que comenzó en las ciudades de Tijuana y Ciudad Juárez y se evaluó en un estudio de 600 trabajadoras sexuales, indicó el artículo en la revista Public Library of Sciences (PLoS). El programa incluye una intervención de unos 35 minutos durante los cuales se instruye a las sobre prácticas sexuales preventivas y destrezas de negociación con clientes que se niegan a usar condones. El equipo de Patterson usó un modelo computarizado para determinar cómo un grupo hipotético de mil prostitutas responderían al programa “Mujer segura” y determinó que la intervención podría afectar significativamente la incidencia del virus de inmunodeficiencia humana (VIH) y las enfermedades venéreas.

“Éstas son conclusiones importantes”, indicó Patterson. “A menudo una buena investigación queda archivada y no se utiliza porque se piensa que no es eficiente en términos de costos. Este estudio muestra que un programa relativamente barato puede tener un efecto significativo”. Con las prostitutas de la frontera “no se puede simplemente insistir en lo negativo”, dijo Patterson. “Hay que darles una motivación positiva”. “Muchas de estas mujeres son trabajadoras sexuales porque necesitan ganar dinero para alimentar a sus hijos”, continuó, “Por eso en lugar de repetirles que el VIH mata, lo que hacemos es explicarles que las precauciones para evitar la infección significa que vivirán y podrán cuidar de sus hijos”. La carga financiera mundial de la epidemia de VIH es enorme, y el artículo en PLoS señaló que asciende a más de 10.000 millones de dólares al año.

Tan sólo en México los costos relacionados con el VIH exceden los 270 millones de dólares anuales, de los cuales el 88% va para el tratamiento de pacientes con la enfermedad activa. El costo total de cada intervención del tipo “Mujer segura” es de menos de 200 dólares, según José Burgos  del Departamento de Medicina de la UC en San Diego. Hasta hace pocos años se presumía que la infección con VIH era un problema casi exclusivo de los hombres homosexuales pero la proporción de casos de mujeres con el síndrome de inmunodeficiencia humana ha subido del 3 por ciento de los casos en 1987 a más del 27 por ciento en 2008.

“Se calcula que hay unas 57 mil mujeres en México afectadas”, según el artículo.

El aumento de la prevalencia del VIH y las enfermedades venéreas es notable entre las prostitutas. En 1997 la prevalencia de VIH entre las trabajadoras sexuales de Ciudad de México era del 0,6 por ciento y un estudio de “Mujer segura” hecho en 2006 en Tijuana y Ciudad Juárez encontró una prevalencia del 6 por ciento, que subió al 12 entre las usuarias de drogas inyectadas.

“Hay problemas que son peculiares de la región fronteriza”, apuntó Patterson. “Es un área de concentración para los migrantes que se preparan para cruzar la frontera. Hay importantes rutas del tráfico de drogas. La combinación de una población ambulante, el sexo y las drogas contribuye a la epidemia del VIH”.

Fuente: Informador.com.mx

Palabras clave: , , , , ,