El del SIDA y el han intrigado a los científicos desde que surgió la enfermedad a principios de la década de los 80. Por más de 20 años ha sido materia de fuertes debates y causa de innumerables discusiones.

teorias sida sida-aids.org

Los primeros casos reconocidos de SIDA se reportaron en Estados Unidos a comienzos de la década de los 80. El descubrimiento del VIH, el virus de inmunodeficiencia humana que causa el sida, se realizó poco después. Mientras que algunos se rehusaban a establecer la conexión entre el virus y la enfermedad, ahora hay evidencia suficiente para probar que el VIH causa el sida.

El VIH es un lentivirus o virus lento porque le toma mucho tiempo producir cualquier efecto adverso en el organismo humano. El lentivirus que resultó más interesante para investigar los orígenes del VIH es el virus de inmunodeficiencia simiesca (VIS), que afecta a los monos.

Ahora se piensa que el VIH se originó a partir de un virus similar encontrado en chimpancés. En febrero de 1999, un grupo de investigadores de la Universidad de Alabama anunció que habían encontrado un tipo de VIS que era casi idéntico al VIH-1, la cepa más virulenta del VIH. Ellos argumentaron que esto demostraba que los chimpancés eran la fuente del VIH-1 y que el virus, en algún punto, se había transferido de los chimpancés a los humanos. Se sabe que ciertos virus pueden transferirse entre especies. A la transferencia de un virus entre animales y humanos se le conoce como zoonosis. A continuación se presentan algunas de las teorías mas comunes sobre cómo pudo haberse llevado a cabo esta zoonosis.

La teoría del cazador

Según ella el VIS se transfirió a los humanos como resultado de que estos últimos mataban y comían chimpancés, o su sangre se introducía a lesiones o heridas que el cazador presentaba en esos momentos. (ver Science online 2006-05-25)

La teoría de la vacuna oral de la polio (VOP)

Hay teorías controversiales que asumen que el VIH se transfirió iatrogénicamente (por medio de experimentos médicos). En su libro, The River, el periodista Edward Hooper sugiere que el origen del VIH podía remontarse al momento en que se realizaron las primeras pruebas de una vacuna oral contra la polio llamada Chat, administrada a un millón de personas en el Congo Belga, Ruanda y Urundi a finales de la década de los 50. Para reproducirse, esta vacuna viva de la polio necesita ser cultivada en tejidos vivos, y la creencia de Hooper es que Chat se desarrolló en células de riñón tomadas de chimpancés locales infectados con VIS. El VIH-1, según Hooper, habría resultado de la contaminación de la vacuna de la polio con VIS de chimpancé. Esta teoría fue descartada hace varios años a partir de diversos estudios, entre ellos el publicado en la revista Nature 428-2004.

La teoría de la aguja contaminada

Ésta es una extensión de la teoría original del cazador. En los años 50, el uso de jeringas de plástico desechables se volvió común en el mundo debido a su bajo costo. Es probable que una sola jeringa sin esterilización previa se pudiera haber utilizado para inyectar a muchos pacientes. Esto habría transferido rápidamente cualquier partícula viral de una persona a otra, creando un gran potencial para que el virus mutara y se replicara en cada individuo hospedero.

La teoría de la conspiración

Encuestas recientes llevadas a cabo en los Estados Unidos, identificaron un número significativo de afroamericanos que creen que el VIH se manufacturó como parte de un programa bélico-biológico, diseñado principalmente para atacar al creciente número de homosexuales y negros en ese país.

Los nuevos hallazgos sobre el origen del SIDA

Durante los últimos años se ha vuelto posible no sólo determinar si el VIH está presente en sangre o plasma, sino también se puede analizar el subtipo particular de virus presente. Estudiar los subtipos de virus de algunos de los casos más tempranos del VIH puede proveer pistas acerca del momento en que apareció inicialmente en humanos y su subsecuente evolución.

Las cuestiones sobre dónde exactamente se llevó a cabo la transferencia, y dónde se desarrolló la epidemia oficialmente, siempre han sido controversiales. Algunos han sugerido que incluso es peligroso tratar de averiguarlo. Sin embargo, los científicos permanecen motivados en encontrar el verdadero origen del VIH, pues conocer mejor al virus y entender su epidemiología ayudaría a eliminarlo.

Es probable que nunca se sepa realmente cómo, cuándo y dónde se originó el SIDA. Los científicos que investigan las posibilidades, frecuentemente se aferran a su teoría individual e insisten que la suya es la única respuesta, pero la diseminación del sida podría haber sido producto de la combinación de muchos eventos, tanto naturales como de negligencia higiénica, médica o científica.

Fuente: AVERT (ingles)/Cienciorama (español)

Palabras clave: , ,