El secretario de Salud, José Ángel Córdova, urgió a que la Secretaría de Educación Pública (SEP) a avanzar en la inclusión de contenidos que permitan que los jóvenes y niños reciban , que contribuya en un periodo determinado a disminuir los contagios por , pero también la obesidad y las adicciones.

El funcionario sostuvo que el Sector Salud no puede solo en el combate de enfermedades como el VIH, por lo que una parte importante de la educación es romper tabúes, toda vez que es inaceptable que a la gente se le discrimine por su enfermedad.

“Sólo Salud no puede modificar los determinantes sociales que inciden sobre la presentación de enfermedades, y no nada más es este tipo de padecimientos (como el SIDA) sino también otros como puede ser el problema de la obesidad, como puede ser problema de adicciones.

“Hemos encontrado una extraordinaria respuesta del Secretario (Alonso) Lujambio y de la Secretaría de Educación Pública, necesitamos ir un poco más rápido sin duda en la inclusión de los contenidos que permitan que los niños y los jóvenes tengan conocimientos más amplios en función de su capacidad”, dijo ayer, luego de encabezar una mesa de trabajo en el marco de la Consulta Regional de Alto Nivel sobre acceso universal a la prevención, atención, tratamiento, apoyo y cuidado en VIH/SIDA.

Córdova sostuvo que si bien los pedagogos son los responsables de definir cómo y en qué año se deben impartir los conocimientos sobre educación sexual, adicciones u obesidad en el sistema educativo, señaló que es urgente avanzar en impartir una mayor .

“Sí tenemos que crecer en una mayor cultura por la salud en todos los temas, en temas de nutrición, de adicciones, de educación sexual.

“(Cómo romper tabúes) a través de la cultura, al culturizar más a la población, al mostrar la realidad con transparencia de lo que significan estos problemas es la mejor manera de hacer entender que son problemas con los que todos vivimos o podemos llegar eventualmente a tener y que es inaceptable que a una persona se le discrimine o se le señale porque tiene un padecimiento equis, cualquiera que sea.

“Ya no estamos en las épocas arcaicas en la que a los leprosos se les mandaba a vivir a ciudades cercadas y alejadas en donde nadie se acercaba, eso es impensable, inaceptable, tener un padecimiento requiere al contrario una mayor atención para tratar que esa persona se reintegre a una vida normal”, manifestó.

Asimismo, dijo que parte importante para controlar el SIDA en es frenar el VIH perinatal mediante la aplicación de pruebas oportunas a las madres embarazadas, lo que evita que sus hijos sean contagiados durante la gestación.

Sin embargo, lamentó que al ser una prueba voluntaria aún exista reticencia para acceder al diagnostico.

“Nos hace falta trabajar más en el convencimiento de las madres embarazadas para que acepten que se les realice la prueba, es cuestión de comunicación, de mostrarles la utilidad que esto tiene y que en el caso de que sean positivas recibirán su tratamiento de manera gratuita y evitarán que sus hijos nazcan con la enfermedad”, apuntó.

Actualmente en el país, el 70% de las mujeres embarazadas y portadoras del VIH acceden a las pruebas.

Fuente: La Salud

Palabras clave: , , , ,