La Organización Mundial de Salud () presentó las nuevas guías consolidadas sobre servicios de prueba de diagnóstico de VIH en las que ya no se recomienda la consejería previa.

 prueba de diagnóstico de VIH

Como parte de los esfuerzos por incrementar el número de personas que conocen su diagnóstico, las nuevas guías han relajado la recomendación de la consejería previa, sin embargo continúan recomendando los principios de las 5 “C”: Consentimiento, Confidencialidad, Consejería, Correctos resultados y Conexión con los servicios de salud.

Para todos los servicios de (SPV), independientemente de su enfoque, los beneficios reales de salud pública deben siempre prevalecer sobre el daño o riesgo potencial. La para el diagnóstico debe ser siempre voluntaria, el consentimiento debe ser informado (aunque sea verbalmente, sin embargo en muchos países existe normativa que exige un consentimiento informado por escrito) previo a la prueba, y el test debe estar vinculado con los servicios de , , atención y apoyo para maximizar tanto los beneficios de salud individuales y públicos.

Todas las pruebas del VIH deben ir acompañadas de un asesoramiento adecuado, y después de la prueba el abordaje se debe ajustar en función del resultado. Todas las personas que reciben un diagnóstico positivo de VIH deben ser re-testeados para verificar su diagnóstico antes de iniciar el tratamiento del VIH. A continuación compartimos una versión abreviada y parcial de la tabla que resume las nuevas de la OMS para los SPV:

Guias_prueba2015_4Guias_prueba2015_3Guias_prueba2015_2 Guias_prueba2015

Fuente: Corresponsales Clave

Palabras clave: , , , ,